Blogia
WILLIAN FREDY PALTA VELASCO

MAESTRO: PRAXIS DE PROXIMIDAD Y HUMANIDAD

MAESTRO: PRAXIS DE PROXIMIDAD Y HUMANIDAD

MAESTRO: PRAXIS DE PROXIMIDAD Y HUMANIDAD

Willian Fredy Palta Velasco

El educador no es un instructor, sino un fundador de un nuevo mundo, por la construcción de proyectos alternativos, mediados por una esperanza militante que cree en la potencialidad inscrita en el humano, que no se deja usar y reducir a lo económico o a otras ideologías reduccionistas
Celito Meir
La educación a la luz de la pedagogía de Jesús de Nazaret

Asistimos a una sociedad enmarcada por dinámicas económicas que determinadas por una cosmovisión consumista configuran una manera de relacionarnos con los Otros. Situación que ha afectado los procesos pedagógicos, haciendo de la educación un medio al servicio de sistemas hegemónicos que reducen al ser humano, como instrumento en un proceso de producción. Desencadenando una crisis social y educativa al pretender cuantificar la calidad educativa a partir de resultados y estandarizaciones alejados de todo proceso y desarrollo de las capacidades humanas. En medio de este juego de poderes y de intereses económicos aparece la figura del maestro quien asume el juicio severo de una sociedad incomprensible que ha desvirtuado su figura, que le ha abandonado y sobre todo le condena por no solucionar los problemas que son de toda una sociedad apática e indiferente que desconoce la necesidad urgente de reformar nuestras estructuras sociales, económicas y políticas.


En este marco siento la urgencia de expresar mi ser y sentir de maestro, como un reconocimiento a los millones de hombres y mujeres que cada día se levantan con la plena convicción de que es posible un mundo mejor. A esos seres maravillosos que en el silencio de una noche en vela piensan en nuevas estrategias, a pesar de los limitados de sus recursos. Quienes detrás de una taza de café se preocupa a ver en los exámenes los resultados menos esperados. Quienes fatigados después de una larga jornada, continúan en su preparación para seguir realizando su labor. Éste es un homenaje a esos personajes que sin pretenderlo fungen en ocasiones de guías espirituales, consejeros, acompañantes, psicólogos, padres – madres y otras más. Por que compartiendo esta vida de maestro con esos maravillosos seres en el colegio y universidad, me siento llamado hoy a afirmarcategóricamente que ser maestro es una praxis de proximidad y humanidad.


Ser maestro es praxis de proximidad porque es asumir el compromiso de construir un mundo mejor, esto significa la capacidad de salir de su ensimismamiento para ir al encuentro del Otro, porque solo en esa dimensión comunitaria podremos alcanzar nuevas realidade, en este sentido comprendemos que “Acortar distancia es la praxis. Es un obrar hacia el otro como otro; es una acción o actualidad que se dirige a la proximidad. La praxis es esto y nada más: un aproximarse a la proximidad (Dussel, 2011, pág. 46). Entonces, la proximidad es un acto de donación permanente que une lo disperso y reconcilia lo antagónico, que abriga la esperanza de nuevas realidades y permite levantarse hacia la busqueda del horizonte.


Asumir la vocación de maestro desde la proximidad es tomar una actitud de permanente reflexión en torno a la vida como totalidad, lo que implica una forma de mirar de manera especial. Es una visión comprensiva que supera la visión fragmentaría de un currículo parcelado y descontextualizado de la vida. Esto exige la capacidad de mirar la vida con la actitud del Principito que ve “lo esencial que es invisible a los ojos”, lo que implica que el maestro es una persona de infinita sensibilidad, consciente que con su lenguaje y su labor es capaz de tocar el alma humana y repara los sueños que la rigidez, la violencia y el autoritarismo han destrozado, tal como lo expresa Freire (2005 ) “La palabra se entiende aquí como palabra y acción; no es el término que señala arbitrariamente un pensamiento que a su vez, discurre separado de la existencia. Es significación producida por la “praxis”, palabra cuya discursividad fluye en la historicidad, palabra viva y dinámica, y no categoría inerte y exánime. Palabra que dice y transforma el mundo” esa palabra que crea y transforma el mundo, es la conciencia que su labor es una afirmación de la vida, por eso comprende que su vida es su misión y su misión es una vida plena que se dona, a través de un lenguaje humano y humanizador como palabra amorosa que brota del alma que palpita y vibra en el deseo de vivir en plenitud.


Esta capacidad de salir al encuentro del otro como distintivo de una opción existencial de servicio y entrega, hace del ser maestro una praxis de humanidad. Esto es, caminar de manera particular, acompañando personas y comunidades que viven sus procesos y caminan cada cual hacia su propio horizonte. El maestro establece vínculos afectivos con los otros y con el mundo que configuran su praxis pedagógica, porque solo a través del amor sé es maestro, que no es un instructor, sino un caminante que descubre nuevos caminos y formas de caminar en una existencia que nos invita a vivir, amar y ser feliz. En este sentido, el maestro no es solo el que enseña, sino el que es capaz de trascender, liberar y humanizar como expresión de una comunicación diáfana, sincera y trasparente con quien camina a su lado, es por esto que ser maestro no es más que la disposición de dejarse asombrar, de dejarse acontecer por las dinámicas propias del proceso educativo y gestar encuentros humanos que comprometen y construyen una nueva realidad.

Ser maestro no es ser un héroe, al contrario es un humano en medio de las vicisitudes propias de la existencia, quien se ha abierto a vivir una experiencia de encuentro con los Otros, manifestando el amor como posibilidad de humanización. Ser maestro es una tarea de invaluable responsabilidad, no por ofrecer un producto en serie a un sistema mercantil, sino porque en su praxis se gestan los sueños y anhelos de vida plena, de esa vida que él expresa en su ejercicio trascendente, místico y amoroso de proximidad y humanidad.


Feliz día de Maestro.
Mayo 15 de 2014


- Freire, P. (2005). Pedagogía del oprimido. México: Siglo XXI.

- Meier, C. (2009). La Educación a la Luz de la Pedagogía de Jesús de Nazaret. Bogotá: 2009.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres